TopOfBlogs

viernes, julio 01, 2016

Unboxing (Contra todo pronóstico).

Hace casi una semana que nos acercamos a los colegios para soltar unos papeles dentro de unas cajas. Frente a la mesa donde se aburrían representantes de algunos partidos y pringados a los que no les había quedado otra estaba la cabina con las opciones, cada vez menos, para meter en los sobres ad hoc. Y una vez repletas las urnas llegó la mejor parte. Yo aún no entiendo cómo a nadie se le ha ocurrido plantar a contar los votos a algún prenda de los que en youtube suben videos abriendo cosas, porque es una cosa interesantísima. Mi sobrino y yo nos pasamos horas viendo cómo abren huevos kinder o cómo chavalines de su edad sacan jueguetes a mansalva mientras los suyos se aburren en un rincón. Y de esto va más o menos la cosa.

El caso es que lo más interesante de ir a elegir diputados y senadores ha dejado de ser el intentar encauzar el futuro (egoista o solidariamente) mediante la democracia representativa, y ahora lo que parte la pana en estos casos es la estadística y la demoscopia. Nos pasamos las semanas previas interpretando encuestas como quien ve un partido de la eurocopa, sacando nuestra banderita y jaleando o haciendo chistes de unos y otros a tuitazos. Y claro, pues nos creimos que la realidad eran esos sondeos, esos mercados andorranos y ese feedback tuitero que siempre viene sesgado. Y nos dimos una hostia que ni Carromero en Cuba.

Así que nos hemos pasado una semana entre la negación conspiranóica, la justificación clasista y las críticas a la alineación del equipo a toro pasado. Por supuesto que ha sido un palo gordo ver a la izquierda perder más de un millón de votos desde diciembre, pero no entiendo el derrotismo que nos ha entrado de un día para otro. Joder, mirándolo con perspectiva, es el mejor resultado que obtiene una opción izquierdista en la Segunda Restauración Borbónica, ¡71 diputados! Ni en nuestros mejores sueños lo habríamos previsto hace tan sólo tres años.

Que sí, que es una izquierda moderadísima que se ha derechizado un huevo de las europeas para acá, pero es lo mejor que tenemos en el parlamento. Y es algo que dice mucho y malo sobre nosotros, gilipollas, como país, pero esa ya es otra historia.

PS: Se ha perdido un tal Pedro Sánchez.

domingo, junio 12, 2016

I want to believe.

    Era el lema que se leía en el poster que Fox Mulder tenía colgado en su despacho. Se pasaba la vida buscando extraterrestres, sin encontrarlos. Pero él quería creer.

    A mí me pasa un poco lo mismo con las nuevas-viejas elecciones parlamentarias. No ya porque todos los partidos que se presentan con probabilidades de ocupar escaño nos traten como gilipollas, tirando de infantilismo, mensajes vacuos y giras interminables por platós de televisiones, que ya carga bastante. Sino porque hasta Izquierda Unida se ha sumado a la caravana de feriantes vendehumos en la que se ha convertido el tueste electoral. El partido serio del "programa, programa, programa" se pasa a las estupideces ñoñas de corazoncitos, besitos y gatetes que tanto le gustan al oso que le abraza.

    Veo esa amalgama jipi que han formado Podemos y la casi extinta IU y tengo ganas de creer, pero me cuesta muchísimo. Ni hoz, ni martillo, ni lucha de clases. El comunismo y la socialdemocracia son cosas de viejos. Pymes y entrepreneurs patrióticos. Besitos en la boca. Sonríe, sonríe. Sonríe, gilipollas. Poco o nada queda del Podemos que se presentó a las elecciones europeas. Ahora son un PSOE light, que también busca esconder la S y la O en su camino a la Moncloa. Y por el otro lado, por el del ajado Garzón de treinta años, aunque me esfuerce sólo veo un ejército rojo, cautivo y desarmado después de que las tropas prosistémicas hayan alcanzado sus últimos objetivos militares. El espejismo del 15M ha terminado.

    Al menos nos queda el consuelo de que las elecciones no han caído otra vez en navidades. Porque sino quizás los del programa de IKEA lo mismo nos habrían vestido a Anguita de Papá Noel en la propaganda o nos habrían enviado chritmas con Errejón como Niño Jesús. O pensar que todo es estrategia, que no se han olvidado de nosotros, los obreros, y tratan de tomar el poder con las armas del enemigo.

    Sólo espero que tras el 26 de junio no se nos hiele la sonrisa ni se nos infarte el corazón. Quiero creer, de veras.

domingo, febrero 14, 2016

Trenas y Butrones.

   No suelo ver el programa, así que a lo mejor la cago, pero he estado buscando por la red alguna reacción de las marionetas más famosas de España y no la he encontrado. Eso me lleva a pensar que para Trancas y Barrancas, sus apéndices bajo la mesa y el neocon de su jefe no había nada que comentar sobre el atropello a la libertad de expresión que hemos sufrido estos días atrás. Todo, pues, en su sitio: al menos en el programa más dañino para la educación de los niños después de la Santa Misa han sido honestos con sus convicciones. 

   Peor fue la reacción de los que hasta hace no tanto se llamaban a sí mismos "titiriteros" para neutralizar el intento de insulto de la derecha mediática. Eran esos actores y actrices, zejistas o no, antiguerristas, que llenaban su boca (con razón) con discursos en contra de los ladrones y psicópatas que nos gobernaban. En su última fiesta corporativa tan sólo Juan Diego Botto tuvo un destello de dignidad al saludar diciendo "Buenas noches, compañeros titiriteros". El resto pasó de que esa misma noche dos compañeros suyos dormían en el calabozo (y las que vendrían) en una extrapolación alleniana (por Woody), orwelliana y kafkiana de su propia obra. 

   O no del todo: peor aún. Le rieron las gracias a la responsable de que eso sucediera. Manuela Carmena, la alka-tea del recambio, se descojonaba en una fiesta en la que estaba comodísima. Nada contra su caza de brujas de pocas horas antes y sólo humor blanco "no te lo perdonaré jamás, Carmena, jamás" para mayor lucimiento de la, no lo olvidemos, jueza.

   ¿Y los radicales? Ya creciditos y acomodados a sus sillas, habían remojado y cortado sus barbas tras el tuitergate de Zapata, y lo vieron clarito: la culpa era de los titiriteros. Lo que hacían, no mucho mejor que bazofia. Y sobre lo de la libertad de expresión, mejor adoptar la postura de perfil. Dontancredismo 2.0 transparente que te cagas. Eso, cuando no culpaban directamente a los artistas (y a quienes exigían su libertad) de ser un torpedo contra su Cambio™, y poco menos que colaboracionistas con la derecha y el establishment  delante de los que ellos mismos agachan la cabeza cada vez que les chistan (hoy hemos sabido que Rita Maestre ha pedido perdón a un obispo).

   Así que, compañeros titiriteros, tenemos que tener claro que sólo nos tenemos a nosotros mismos. Que el parlamentarismo y el posibilismo nos llevan a convertirnos en lo que odiamos. Y que no tenemos que pedir perdón, qué cojones, porque lo que hacemos es buscar la verdad y la belleza.

   Y que ninguna cárcel puede encerrar el sentimiento libertario.

miércoles, junio 17, 2015

Sed buenos.

Cuando os habéis cruzado media África, os han molido a palos y casi os habéis ahogado en el AquaCementeryPark del Mediterráneo no es de buen gusto que lleguen las cámaras y os pillen riéndoos, comiendo o, si sois chiquillos, jugando. Hay que cuidar las formas y llorar cuando un blanco se acerca con un cacharro de esos que roba almas.
Tampoco es de recibo eso de que estés en Gaza entre ruinas y te estés haciendo fotos con tu móvil, mientras entras con tu flamante uniforme nuevo al cole con tus compañeros.
Y, ¿Qué es eso de tener Twitter cuando eres un muerto de hambre? A pedir se va con cara de cristiana sumisión, sin mirar los ojos de la señora que te mantiene con su caridad y sin chistar. A mandar, don Pedro, que para eso estamos.
¿Y votar? os dejan votar y en vez de a los hombres de bien de toda la vida votáis desarrapados...

Pues así es. Os quieren (nos quieren) buenos y sumisos. Y vosotros, en vez de plantar cara y decir: sí, qué pasa, yo escribí esto o aquello, ¿algún problema?, váis pidiendo perdón por existir y borrando el pasado de alegría, llanto, rabia, humor negro, escatología o lo que quiera que sea que os dio por hacer y decir cuando fuera, que bien o mal estaría y allí tendría que quedarse. No lleváis ni una semana y ya os tienen cautivos y desarmados, como les han gustado siempre a ellos los rojos. Jugáis a su juego, con sus reglas y encima os parece de puta madre. Ya estáis dentro, ya tocáis escaño y ya empezáis a desteñiros, y encima motu proprio. La legalidad os va a comer y acabaréis dimitiendo por encima de vuestras responsabilidades. Mientras se llevan a Alfon como otro preso político más, a vosotros os preocupa no ser políticamente incorrectos en los estándares de esta 2ª Restauración Borbónica.

Espero que cambiéis, que enseñéis los dientes, defendáis y desobedezcáis cuando sea justo y necesario. Espero que no os domestiquéis.

Que no seáis buenos.


sábado, junio 06, 2015

Extremadura Superstar (Fin de fiesta)

Hay una canción de "La Casa Azul" titulada "Europa Superstar" que, trasladada a nuestro microcosmos extremeño, bien podría estar refiriéndose a la izquierda que nos queda después de que hayan pasado los basureros a retirar la mierda sobrante del #DemocracyFest2015:

     Hoy programaremos la caída perfecta
     La gran evasión hacia el mar
     Abran ya las compuertas

     Hoy nos hundiremos, no prepares maletas
     Yo te daré mi calor, ya verás
     Con todas mis fuerzas 


Ya sabemos todos cómo acabó la fiesta: por fin le dimos la patada a los vendemotos de Redondo y Monago, que quizás anden ya evadiéndose hacia el mar, uno buscando otro trepa megalómano al que poder mangonear a gusto y el otro hacia Canarias vía Senado. Volvimos a ver que este sistema de democracia representativa no es democrático ni a la hora de repartir los escaños y "una persona un voto" sólo vale si tu voto es mainstream. Se quedan fuera IU Extremadura y eXtremeños cuando deberían haber tenido 2 y 1 asiento (respectivamente) en la sala donde se maquilla la falta de autonomía de esta colonia con playas dulces.

Fuera vimos como las Candidaturas de Unidad Popular lograban lo que hasta hace dos días nos parecía imposible, y al volver la vista hacia dentro se nos disipaba el cava viendo como las luchas cainitas, llenas de golpes bajos conseguían que lográramos llegar a la irrelevancia. Sosa y Escobar, los dos tótems de las dos corrientes de lo que fue la primera fuerza que preguntó "qué hacer" a sus simpatizantes hace 4 años se quedan, mas que nos duela, sin representación en sus respectivos lugares. Quizás valga esto para que se pueda olvidar una legislatura envenenada, donde a IU se le ha exigido labores de gobierno y donde los tres diputados de IU no han tenido problemas en jugar al colaboracionismo (unos más alegres que otros) con la democracia capitalista, que al final se los a acabado tragando. Porque como ya dijo alguien hablando sobre el tema: Roma no paga traidores.

Traidores: es lo que son ahora todos para todos. Poco después de las elecciones publicaba Victor Casco un artículo cruel dedicado a Pedro Escobar. Artículo que probablemente no habría sido el mismo de haber conseguido el escobarismo representación parlamentaria. Y en respuesta, Escobar le recordó aquella noche oscura, muy parecida a la del 24M, que tuvo que vivir Victor, haciéndolo además de la forma más rastrera posible.

Y así, con la navaja abierta en una mano y la manta enrrollada en el antebrazo opuesto, andan ahora todos llorando los votos que entre ellos se robaron buscando más el mal del contrario que el bien propio, y dejándonos a los demás con la sonrisa helada en una noche que debería haber sido eufórica.

Al menos ahí está Podemos, pero todavía sigue siendo una incógnita. Tan sólo ellos pudieron brindar el 24.

Bueno, también Sosa y Escobar, ellos sabrán porqué.

sábado, abril 25, 2015

The Swimming Dead.

 Se oyó el estruendo poco después de la cena.

Los niños remoloneaban en el salón antes de irse a la cama mientras sus padres atendían cada uno a la pantalla de su teléfono. Levantaron la cabeza, asustados. Cruzaron sus miradas y, sin hablar, decidieron salir a echar un vistazo. En el vecindario también se veían otras casas con las puertas abiertas y sus habitantes buscando la razón del ruido. Dejaron atrás su patio delantero de clase media-alta y se internaron en el de los vecinos, que miraban con estupor el autobús que se había empotrado contra la verja de la urbanización. Al parecer, había chocado a toda velocidad y ahora se veían cuerpos diseminados por la carretera y el fuego, que se había quedado dentro del vehículo, quizás resguardándose del frío de la noche.

"Dios, esto es una tragedia" se oía comentar a los curiosos. "Hay que hacer algo". Alguien sugirió llamar al 112, pero un vecino ya se había adelantado y había llamado a la Guardia Civil, "ellos sabrán lo que hay que hacer". Mientras esperaban a la autoridad no podían dejar de mirar la escena. Algunos cuerpos se retorcían, no sabían muy bien si porque siguieran con vida o por contracciones de los músculos muertos. "Papá, ¿qué ha pasado?" "Nada, vuelve dentro de casa" "Pero..." "No es nada, ya vienen a hacerse cargo"

Llegaron los bomberos, dos coches de la Guardia Civil y un par de ambulancias de las que emergieron diez personas embutidas en monos blancos, que se acercaron a los cuerpos que habían salido despedidos y empezaron a retirarlos de la calzada. Mientras los bomberos apagaban el fuego los guardias trataban de interrogar a los pocos que parecían con vida. "¿De dónde venís?" "¿Qué queréis?" "¿Quién es el responsable?"

A lo lejos, los vecinos se habían reunido y comentaban la tragedia, tratando de buscarle una explicación y deseando que se solucionara de la mejor manera posible.

Volvieron a casa. "Papá, ¿se ha arreglado todo?" "Claro que sí, todo está solucionado. Retiraremos la valla y pondremos un muro de hormigón". Las sirenas de los bomberos dieron paso al ruido de los operarios de limpieza.

Y, tranquilos, se fueron a la cama.


martes, marzo 17, 2015

Antes de que crezcan.

      Decía Albert Pla en una entrevista que le hicieron el año pasado que a los de Podemos habría que matarlos antes de que "empezaran a hacer daño", aprovechando que ahora no llevan guardaespaldas y aún se pasean entre la gente.

      No va a hacer falta, Podemos ya se empeña en matarse solo: olvidándose de aquellos círculos horizontales que, al estilo soviets, iban a tener todo el poder, y haciendo demostraciones de fuerza con inquebrantables adhesiones incluídas.

      Liderazgos fuertes con todo para el pueblo pero sin el lumpen y profesores anticasta que huelen a neocasta desde lejos, y esto sin tocar prácticamente pelo, siendo aún vírgenes de tesorerías, concejalías y primos tontos que habrá que colocar. Todo, además, desde un ambiguo ninismo ideológico, entre estrategia hacía la hegemonía y parche antes de que salga el grano.

      Por  todo eso, votar a Podemos era lo más parecido a votar con Sobre Sorpresa. Llegar a la mesa electoral, soltarlo y decir "¡a ver qué sale!".

      Y por eso, y contra eso, y para que todo vuelva a acercarse a la horizontalidad, los que estáis dentro del invento deberíais apoyar la "candidatura lapa" de Jónatham Moriche a las listas de Podemos en Extremadura. Entrismo punk desde la independencia y con ideología clara. Voz y puñetazo en la mesa para la prole de los proletas en la asamblea. Cosa rara, entre libertario y leninista, "liberal de extrema izquierda" que no se va a casar con nadie y que va a poner a todos, cuando haga falta, la cara colorá. Y porque tiene el pelo largo, que también.

      ¡Ya no quedan más cojones, el Moriche a las elecciones!