TopOfBlogs

lunes, noviembre 03, 2008

Medallistas.

Todo vuelve. Damos vueltas sobre las mismas cosas para llegar siempre al mismo sitio, lo que hace más fuerte la idea de que esta edad nuestra acabará llamándose la Edad Estúpida. Otra vez la cumbre iberoamericana, otra vez las tontolhabadas del tío cuchara (quiero y no puedo) del presidente Zapatero en eso que llaman "marco internacional", y otra vez las salidas de tono de la sacrosanta, campechana y opusina monarquía española. Vamos, como siempre. Incluso han hecho una aparición al margen los enclaves españoles en el África continental. Lo que Mohamed llama colonias, España ciudades autónomas y el Juancar "mis tierras". Suyas, ojo, sus tierras. Si es que no se puede ser más campechano.

Y aquí encima se les ríen las gracias. Hay que ser gilipollas. No contento con haber hecho de baboso y cateto súbdito al entregar a Sofía de Grecia (que nació en Grecia y reside actualmente en Madrid) la medalla de Extremadura, como si a la reaccionaria consorte le importaran una mierda estas tierras pertenecientes a su marido, ahora va Griffin Fernández Vara y nos anuncia que el año que viene le quiere dar una de las insignias esas que reparte su pandilla al heredero de Melilla y Ceuta (entre otros cortijos) por lo mucho que le importa, y le gusta y mueve y promueve a favor de esta región del oeste borbónico. Imagino que el Borbón hijo al enterarse se habrá descojonado de lo lindo, y después de soltar un bufido habrá dicho: joder, Leti, otro puñetero acto más, y nosotros que teníamos pensado el irnos a una islilla del Caribe en Septiembre, para descansar de las vacaciones de verano. Pero en fin, Leti, todo sea por España, esas tierras que le heredaré al Campechano.

2 comentarios:

aus dijo...

En fin, Vernock, conténtate con que no le hayan dado una medallita de hija predilecta a la duquesa de Alba, como hicieron en Andalucía.
Larga vida a la España cañí. ¡Y olé!

mariobross dijo...

Es que sois unos quejicas. Todo el mundo sabe que lo más importante son la medallitas y las fotos. Claro que sí.

Un saludo.