TopOfBlogs

sábado, enero 10, 2009

El fantasma de las navidades pasadas.

Lo de siempre: va un fantasma y se aparece al viejo avaro para mostrarle como era él de chiquinino, y después dos colegas suyos le hablan del presente y del futuro. Total, para acojonarlo y que se convierta en un ser bueno y sean más felices él y los que están a su alrededor. El cuento nos lo sabemos todos. A mí ya se me ha aparecido el de las navidades pasadas. De estas últimas, concretamente.

Un tal "Crisis del Sistema Económico", así, con dos apellidos y partícula en el primero, que da más empaque. Lo primero que hizo mi primo fue llevarme al 22 de diciembre, para que yo también me regodeara en la orgía capitalista de la lotería, esa que sirve para mantener el sistema a flote, para que todos piensen que ellos también pueden ser ricos, que cualquiera puede serlo, y que por eso es bueno que haya ricos y pobres, arriba y abajo, poderosos y sumisos. Orgía imbécil, donde unos pocos son los que nos dan por culo a todos. Me mostró la alegría y el cava, y me recriminó que yo no hubiera participado en el sorteo, tan navideño, tan tradicional, tan alegre.

No se olvidó de que aquella, ante todo, es una fiesta religiosa, y me acercó a tierra santa, para que me sintiera más cerca del niño de dosmil años. Con la sonrisa de oreja a oreja: ¿ves? aún siguen los compatriotas del niño luchando contra los infieles. Ahora les va un poco mejor, tienen la ayuda de los EEUU, que están capitaneados por un fanático de Cristo. Y el niño, claro, le ayuda. Habrá quien se queje de las matanzas, pero los otros son terroristas, y sus niños, peor, que después de esto seguro que ya están pidiendo plazas de kamikazes, aquí nadie es inocente, me dijo. Cierto, nadie, y menos nosotros, los que miramos con pasividad desde nuestras chupiguays democracias occidentales, aplaudiendo el genocidio con la boca pequeña, pero aplaudiendo, porque sólo unos son terroristas, y con niños de escudos humanos, ¡dónde se ha visto eso! aquí, por ejemplo, en los cuarteles de la guardia civil no hay niños, como es de cajón, porque no nos gusta usar inocentes como escudos humanos...

Cambiamos después el año, con nuestra uvas y todos, y nos fuimos de rebajas, porque lo más importante es consumir, comprar, gastar. Que se mueva el dinero, no vaya a ser que dejemos de pedalear y nos peguemos la hostia, que la única solución es ir aumentando la velocidad de camino a la nada, porque si no el sistema se resiente y llegan los parados, cienmil ya en lo local, 3 millones en lo nacional. Y todo por culpa de vosotros, que no queréis gastar, que no queréis trabajar 65 horas semanales, que no queréis que despediros sea gratis. Pobres empresas, que con el dolor de sus corazones tienen que deslocalizarse, los obreos no tienen corazón.

Y al final me dejó caer aquí, me miró inquisitivamente esperando mi conclusión, deseando que por fin me hubiera convertido al sistema, el único bueno y loable. Pero yo no le dije nada. En fin, me dijo, tú lo has querido, entonces tendrán que visitarte mis colegas. Y ándate con ojo, porque ellos no son tan simpáticos como yo.

5 comentarios:

aus dijo...

!BOICOT A LOS PRODUCTOS ISRAELÍES!
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=78796

aus dijo...

Zapatero y Moratinos ¿dónde estáis?

El Imperfecto Desconocido dijo...

Me imagino que el fantasma de las navidades presentes tomará la imagen de un banquero, pobrecitos ellos, que han tenido que arrastrarse a mendigar lo que le han negado a los hambrientos.
Porque no sé si os acordais, pero en Octubre/Noviembre (no recuerdo bien) hubo una cumbre contra el hambre y la pobreza organizada por la ONU (ese organización-souvenir que los gobiernos colocan entre la flamenca y el toro). En esa cumbre (lo más bajo y rastrero estaba en la cumbre, qué ironía) se estimó que se necesitaban 30.000 millones de dólares para acabar con el hambre. Así, los asistentes, se rascaron el bolsillo y juntaron entre todos 5.500 millones de calderilla porque la cosa no está pa más. Y para qué mas?? cualquiera sabe lo que hubiesen hecho esos con ese dinero.
Menos mal que a la semana siguiente vino la banca arrastrándose sobre las rodillas de los hipotecados para ir arañando dinero de los gobiernos (ese sitio donde va nuestro parné), hasta llevarse más de un Billón (con B de escándalo) de euros. Espero que no lo presten a la gente para que no lo vuelvan a perder

Alicia Vernok dijo...

Jarl!!

Me he dado cuenta de que he escrito algo mal. donde digo "aplaudiendo el genocidio con la boca pequeña, pero aplaudiendo" quería decir: "repudiando el genocidio con la boca pequeña, pero aplaudiendo". Es lo que pasa por pensar en las palabras siguientes.

Carmen dijo...

Si es que no se puede ser tan adelantado :P