TopOfBlogs

viernes, abril 20, 2007

¡Vuelve la fiesta!

Salen unos niños sabihondos, de esos que dan el coñazo a base de bien, e intentan camelarnos para que contratemos un paquete de esos de tres en uno: tele, internet y teléfono. Hablan con palabras de adultos, que debe de ser algo que hace mucha gracia, pero yo no se la veo por ninguna parte. Alienan a los niños, a esos niños que corretean por tu casa, para convertirlos en consumidores imbéciles y que para que cuando caen en esa lacra se crean el no va más de la inteligencia, vamos, la rehostia, le hablo a mi padre como un notario y le hago ver la mierda de vida que tiene sin Trío, el puto perdedor. Ya está, ya se los han comido, a partir de ahora ya están preparados para el móvil, la PDA y todas esas cosas que son tan necesarias a sus edades. ¡Clinc!, ¡Qué bien suena la caja registradora!

Pero papi no es de oro y mami, toda esa igualdad de las teleseries, no la ve por ninguna parte: cobra menos que papi, no es objetivo. Y de ahí sólo nace la frustración, niños, bienvenidos al fracaso, saludad a vuestro amiguito coreano, aquel de las pistolas.

Y vuelven a sonar los tiros en el tecnológico Oeste. Vivan las balas, arriba las armas. ¡Vuelve la fiesta!

4 comentarios:

Carmen dijo...

Te veo pesimista, amigo mío...aunque quizás sea lo único que nos queda por ser.

Alicia Vernok dijo...

Sí, pero te quejarás, hablo de armas y de notarios!!!

;P

Carmen dijo...

Desde luego, parece escrito exprofeso para mí :P

José dijo...

Una genialidad de post, con la que sólo puedo estar de acuerdo.

Qué triste, una sociedad al servicio de la televisión, cada vez idiotizan a los niños antes.

Ya lo decía el César: "Al pueblo, pan, televisión, internet y móviles".